Patrocinio News: Las hamburguesas, un problema en JJOO 2016

Los patrocinadores suelen ser muy fieles a los eventos deportivos, como ocurre con una conocida cadena de comida rápida, que lleva desde 1976 colaborando con los Juegos Olímpicos. Por décima vez se convierte en el restaurante oficial del evento y se ubicará en la Villa Olímpica, donde se concentran todas las estrellas del deporte y periodistas. Sin embargo, su presencia causa bastante recelo. A continuación te damos más información sobre el peligro de tener una cadena de hamburguesas en la Villa Olímpica.La mayoría de os deportistas que estarán en la cita de Río llevan una estricta dieta, pero suena muy apetitoso lo de tener abierto 24 horas un restaurante de comida rápida, en donde además de hamburguesas, también habrá bollería y todo tipo de dulces. Justo todo lo contrario a lo que necesitan los profesionales.La exatleta británica Denise Lewis ha alertado a sus compatriotas sobre los grandes riesgos que tiene todo esto. Tal y como recoge el diario ‘The Sun’, recomendó al conjunto de rugby mantenerse alejados de este tipo de establecimientos.El patrocinio de esta cadena de hamburgueserías ha levantado críticas en todo el mundo, sobre todo en estos momentos en los que se lucha por controlar la obesidad y el sobrepeso. Grupos de médicos han criticado que esta marca no representa precisamente el espíritu olímpico ni tampoco fomenta la practica del ejercicio físico, por lo que reclaman que tenga un tratamiento muy similar al que se le concede a los cigarrillos.

Polémica también en los pasados Juegos

Esta compañía de comida rápida, junto con otra firma de refrescos, realizó una campaña muy agresiva durante los pasados Juegos Olímpicos de Londres 2012. Incluso abrieron el restaurante más grande del mundo en la Villa Olímpica, con capacidad para 1.500 personas y una superficie que superaba los 3.000 metros cuadrados. En el deporte, el dinero ocupa un lugar preferencial. La decisión de renovar el patrocinio con esta marca hasta 2020 resultó un tanto difícil para los dirigentes del Comité Olímpico Internacional. Sabían que tenían que dar ejemplo, y más sabiendo la creciente obesidad que hay en el mundo. Sin embargo, los 77,75 millones de euros de patrocinio pudieron con todo. Muchos proponen comida ligth o verde. Para ‘apagar los incendios’ sobre esta decisión, lo que hizo esta cadena de comida rápida fue introducir menús saludables, en donde tuviesen cabida las bebidas con menos azúcar, fruta y más información sobre el valor calórico de los productos. Algunos de los mejores atletas del mundo, como Usain Bolt, admitió que durante la celebración de los Juegos de Pekín 2008 se excedió un tanto con la comida basura. En su biografía reconocía que cada día consumía unos 100 nuggets de pollo. En la edición de Londres consiguió controlar un poco más su dieta, pero en las horas previas a conseguir la medalla de oro en los 100 metros lisos admitió que había pasado por esta hamburguesería.Otra estrella del deporte que tuvo que controlar sus impulsos fue el jugador de baloncesto estadounidense Kobe Bryant, que llegó a la cita olímpica de Londres después de perder ocho kilos y resistiéndose a las hamburguesas.

www.sponsoradvisor.net

Tienes un Talento deportivo? registralo gratis

2016-03-17_111431

seguinos en las redes Twitter    Facebook 

Patrocinio News: Infobae patrocina a Trujillanos de Venezuela

Patrocinio News: Los desafíos del sponsorship

Patrocinio news: La nueva campaña de Heineken

2013-07-10_113700

Leave a Reply